Image Alt

Dosax

¿Quieres invertir en tu patrimonio? Te contamos 3 razones por las que los bienes raíces son la mejor forma de comenzar a hacerlo

Heredar una estabilidad financiera es el pensamiento de cada padre, madre o cabeza de familia; y es que aceptémoslo, la simple idea de dejar a tu familia un patrimonio seguro, es como dejar parte de ti y del trabajo que has realizado durante todo la vida. En la actualidad y tomando en cuenta el panorama de incertidumbre en el vivimos, la mejor forma de comenzar ese legado es a través de bienes tangibles. Te preguntarás por qué.

A diferencia de otras herramientas bursátiles, en el mundo de bienes raíces las viviendas aumentan su valor con el paso del tiempo, es decir; lo que inviertas hoy a un determinado precio, probablemente el día de mañana tendrá un valor superior.

¿No te parece suficiente? Acá te contamos 3 razones más que te harán creer lo contrario:

Más conveniente que ahorrar

Las tasas de interés en cuentas de ahorro no suelen ser muy altas, y dependiendo de la situación económica la inflación puede llegar a superar el retorno de un plazo fijo. En contraparte, en el mundo inmobiliario basta una compra con la plusvalía correcta,  para ver como el valor capital y los ingresos por alquiler van llenando tu cuenta bancaria. Prácticamente podrías tener una jubilación y un patrimonio seguro aún siendo joven.

Una inversión blindada ante monedas débiles

Muchas monedas se ven afectadas en tiempos de crisis, con lo cual poco a poco van perdiendo su valor a nivel internacional. A diferencia de estas, las propiedades en general se valorizan en dólares o según cierta comparación con el mercado internacional o regional. Al invertir en el sector inmobiliario no sufrirás con los altibajos de monedas locales y tendrá asegurado tu capital.

Una inversión más segura que la bolsa

¿Sabías qué? Desde 1994 no ha habido un periodo prolongado de estabilidad en la bolsa. Aunque siempre ha existido un eterno debate entre inversión inmobiliaria vs inversión en la bolsa, la verdad es que contar con un bien tangible y ganancias prácticamente aseguradas de por vida, posicionan el mundo inmobiliario como las apuestas más sólidas para invertir a futuro en un patrimonio. 

Las diferencias son contundentes, pero eres tú quién tiene la última palabra. ¿En verdad deseas un mejor mañana? Entonces tu estabilidad comienza aquí